CONDENA EN JUICIO ORAL POR HOMICIDIO CALIFICADO Y AMENAZAS CALIFICADAS

En sala 10 de la Oficina de Gestión Judicial del Centro de Justicia Penal de Rosario finalizó Juicio Oral de la Fiscalía Regional Segunda

El tribunal a cargo del debate está integrado por los Jueces de Primera Instancia Dres. Nicolás Foppiani, José Luis Suárez y Pablo Pinto resolvió condenar a Carlos Javier L. de 29 años a la pena de 19 años de prisión efectiva por los delitos de Homicidio Calificado por haber sido cometido con el concurso premeditado de dos o más personas y agravado por el uso de arma de fuego, amenazas calificadas por el uso de arma de fuego y portación ilegítima de arma de fuego de uso civil, todos ellos en concurso real y en calidad de Co-Autor; y a Alejandro Jonatan L. de 31 años a la pena de 12 años de prisión efectiva por los delitos de Homicidio Calificado por haber sido cometido con el concurso premeditado de dos o más personas y agravado por el uso de arma de fuego en calidad de coautor, absolviéndolo por el estricto beneficio de la duda por el delito de amenazas calificadas por el uso de arma de fuego y Portación ilegítima de arma de fuego de uso civil.

La Fiscal Dra. Marisol Fabbro de la Unidad de Homicidios Dolosos les atribuyó a Carlos Javier L. y Alejandro Jonatan L. hecho de fecha 22 de diciembre del 2018, a las 14.51hs aproximadamente, en momentos en que los dos imputados junto a Abel L. (fallecido) concurrieron a pie hacia el domicilio de la víctima Enrique Candia, en calle Marmol y Obligado de Villa Gobernador Gàlvez, y comenzaron a impartir amenazas de muerte hacia el nombrado, portando armas de fuego, requiriéndole que salga del domicilio. Ese mismo día, a las 16:46hs aproximadamente, los tres mencionados concurrieron portando armas de fuego nuevamente hacia el domicilio de Enrique Candia, y mediando un acuerdo previo entre ellos con la intención de dar cumplimiento a las amenazas impartidas momentos antes, comenzaron a realizar múltiples disparos hacia el frente de su domicilio con el claro fin de ocasionar su fallecimiento, ante lo cual el llamado Enrique Candia salió de la finca portando un arma de fuego para intentar repeler la agresión, comenzando un enfrentamiento armado entre éste y los imputados (hermanos), producto del cual Enrique Candia resultó con graves heridas de arma de fuego en tórax que ocasionaron su inmediato fallecimiento.

Asimismo se le imputa haber portado sin contar con la debida autorización legal, el arma de fuego utilizada tanto en los momentos previos como posteriores a la comisión de los hechos referidos.

La Fiscalía había solicitado la pena de prisión perpetua.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario